vd

VDEV Ad2019

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado

vdev orgullo

Pedir ayuda se torna muchas veces en algo muy dificil de hacer para cualquier persona. En muchos casos esperamos a que el agua nos llegue al cuello para atrevernos a pedir ayuda. Sin embargo Dios nos dice en su palabra que está bien pedir ayuda.

Lucas 11:10

“Porque todo el que pide, recibe; y el que busca, halla; y al que llama, se le abrirá”.

Lucas 11:9
“Y yo os digo: pedid, y se os dará; buscad, y hallaréis; llamad, y se os abrirá”.

¿Por qué no pedimos ayuda?

¿Qué es lo que se interpone? ¿Qué es lo que detiene nuestra voluntad?

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado

vdev suenos

LA REALIZACION DE UN SUEÑO LE PERMITE A UN HOMBRE ALCANZAR LA FELICIDAD O AQUELLO QUE EL PIENSA LE HARA FELIZ.

Lo opuesto parece ser verdad en muchos casos. Cuando no logra sus sueños el hombre dice ser infeliz.
Infinidades de sueños
· Casarse y formar un hogar…
· Obtener un título Universitario, alcanzar una profesión (artista, médico, piloto)…
· Hacer dinero, alcanzar fama, viajar, tener casa propia, un auto de lujo…

Estos sueños comienzan a forjarse en la mente desde que estamos pequeños. Otras veces cuando estamos adultos.

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado

vdev amor amistad

1. Dios creó al hombre como un ser social.
Es decir, para interactuar con sus semejantes, para establecer relaciones interpersonales, que serán de beneficios a los involucrados en dichas relaciones. Una de las primeras necesidades que el hombre descubre mientras crece es la necesidad de asociarse con otros. Relaciones familiares, laborales, culturales, de estudio, de entretenimiento, etc.

2. No es bueno que este solo.
Leemos en Génesis 2:18: “Y dijo Jehová Dios: No es bueno que el hombre esté solo; le haré ayuda idónea para él”.

Si NO es bueno, entonces podemos concluir que es malo.

Ahora esto no excluye el hecho de que el ser humano necesita sus momentos para estar solo(a). Por ejemplo: Cuando ora, lee, medita, reflexiona, hace algún trabajo especial, o para resolver algunos problemas.

Pero no se debe vivir una vida solitaria, sin amigos.

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado

vdev gigantes

Todos deseamos una vida libre de problemas, de situaciones difíciles, de luchas y de tribulaciones. Pero la realidad es que la vida no es así, aún aquellos que pensamos que no debieran tener problemas en la vida, enfrentan serios y graves problemas.

Nadie nos puede garantizar una vida libre de problemas al momento de nacer. El único que puede hacerlo es Dios, y Él no lo hace.

Todo lo contrario, a sus discípulos les dijo, en Juan 16:33: “Estas cosas os he hablado para que en mí tengáis paz. En el mundo tendréis aflicción, pero confiad, yo he vencido al mundo.…”

De manera que, si usted puso su vida en las manos de Dios, pensando que Él le daría una vida libre de problemas, pues con mucha pena le digo que está equivocado… A muchos ese es el mensaje que se les ha predicado y a ese es el mensaje que han respondido, un mensaje basado en una falsa premisa.

Entonces, se preguntarán muchos, ¿De qué vale creer en Dios y entregarnos a Él? De mucho, apreciado amigo(a). De mucho…

Porque una cosa es enfrentar los problemas solos y con nuestras habilidades y recursos, y otra cosa es enfrentar los problemas con Dios a mi lado, y todos sus recursos a mi disposición. Pasar por el fuego solo, o pasar con Cristo a tu lado.

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado

Captura de pantalla 2019 06 25 a las 13.17.46

PROSPERIDAD

Prosperidad o prosperar es un término que se usa en forma muy limitada, ya que es relacionado exclusivamente con la adquisición de dinero y bienes materiales. Para la gran mayoría, la persona que próspera es aquella que logra acumular mucho dinero.

En esta Sociedad es casi imposible considerar a un músico, poeta, escritor, científico, como alguien próspero, a menos que tenga mucho dinero.

Si en verdad el dinero fuese la única y válida evidencia de prosperidad, tendríamos que considerar al Chapo Guzmán, a Pablo Escobar y otros tantos, entre los hombres más prósperos que han existido. Y a Jesucristo, la Madre Teresa entre los más fracasados.