vd

VDEV Ad

Ratio: 0 / 5

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

vdev piensa actuar

Muchos no piensan antes de hacer algo malo, antes de tomar decisiones. Normalmente se piensa en una gratificación o un beneficio temporal que se pueda recibir.

Pero no se piensa en las consecuencias que nuestros pecados, errores o malas decisiones tendrán. Por ejemplo, la persona que le es infiel a su pareja toma lo que no le pertenece, dice una o muchas mentiras y ¿cuál es el resultado?

El ser humano tiende a reflexionar MÁS en lo que hizo, que en lo que va a hacer…

Muchos presos comienzan a reflexionar y a evaluar sus acciones después que están tras las rejas. Allí es cuando vienen a entender que no han debido de hacer lo que hicieron, pero ya es muy tarde…

La persona que se apresura a casarse sin pensar ni evaluar las demandas del matrimonio, y luego se queja de la mala decisión tomada, como consecuencia de haber actuado emocionalmente y no fruto de una seria evaluación de las demandas y responsabilidades adquiridas.

Debemos entender que nuestras acciones van a generar consecuencias. Si son buenas, traerán consecuencias buenas. Si son malas, consecuencias malas.

Así lo dice la biblia en Gálatas 6:7 “No se engañen. Dios no puede ser burlado. Todo lo que el hombre siembre, eso también cosechará”.…

Muchas personas que están recibiendo las consecuencias de sus pecados se preguntan: ¿Pero qué hecho yo para estar sufriendo así? ¿Por qué me está pasando esto a mi?

Sería bueno que se preguntaran ¿Qué he sembrado yo? ¿No estaré mas bien cosechando las consecuencias de mis errores, de mis pecados o de mi desobediencia?

Otros directamente culpan a Dios de todo lo malo que les sucede… Dios es el culpable de todo.

¿Te dijo Dios que hicieras lo que hiciste?

Muchas veces cometemos acciones que no son aprobadas por Dios...

El hombre cuando roba, asesinao miente sabe que está cometiendo acciones que Dios prohibe… por lo tanto esta desobedeciendo y la desobediencia trae serias consecuencias… Salmos 119:136 dice: “De mis brota el llanto a mares, porque hay gente que no obedece tu ley”.

Nuestros pecados crean separación entre Dios y nosotros y hacen ocultar de nosotros su rostro para no oir. En Isaías 59:2 leemos: “Son las iniquidades de ustedes las que han creado una división entre ustedes y su Dios. Son sus pecados los que le han llevado a volverles la espalda para no escucharlos”.

En 1 Juan 2:1 se nos advierte: “Hijitos míos, les escribo estas cosas para que no pequen. Si alguno ha pecado, tenemos un abogado ante el Padre, a Jesucristo el justo”.… Y en 1 Juan 1:9Si confesamos nuestros pecados, él es fiel y justo para perdonar nuestros pecados y limpiarnos de toda maldad”.

Si quieres ver este programa completo visita: https://youtu.be/9a1Ijr5YDbM

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar