vd

VDEV Ad

Ratio: 0 / 5

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

vdev sabiasquedecide

La experiencia personal parece no ser suficiente para enseñarnos y para modificar nuestra conducta.

Hay personas que pagaron con cárcel un error cometido. Y el tiempo en prisión fue duro y difícil, y se proponen no volver a ese lugar.

Pero cuando salen caen en el mismo estilo de vida que antes llevaban y en muchos casos un estilo de vida aun peor… Y después de cierto tiempo, vuelven a la cárcel…

¿Por qué tropezaron con la misma piedra que los llevo a prisión la primera vez?

Tristemente algunos tropiezan con una piedra más grande.

Y uno dice, si no vieron la piedra pequeña bueno qué se puede hacer, pero ¿Cómo es que no ven la piedra más grande?

¿Será asunto de no ver? o ¿De no querer ver?

Otro ejemplo es el da la adolescente, que tropieza con una piedra y sale embarazada….

Se genera un problema para ella, no está preparada para ser mamá… Un problema para el niño, quien no tendrá una mujer preparada para educarlo, criarlo y ofrecerle todo lo que el niño necesita… Un problema para los padres y un problema para la sociedad…

La jovencita parece haber entendido la gravedad de su error, jura no volver a hacerlo, pero tristemente a los pocos meses vuelve a quedar en cinta…

Más ejemplos: drogadictos, alcohólicos, anoréxicos, adictos a la pornografía, adúlteros, ladrones…

 

PERO, ¿POR QUÉ LO VOLVEMOS A HACER?

1. Porque queremos ser felices y estamos dispuestos a pagar cualquier precio para lograrlo. Escogemos caminos o estilos de vida que creemos nos conducirán al logro de la felicidad que deseamos.

¿Donde radica el gran problema? En que no consultamos con Dios, no buscamos su dirección. No son las buenas obras que Dios preparó de antemano para que anduviésemos en ellas. Y terminamos escogiendo los que caminos mencionados en Proverbios 14:12: “Hay camino que al hombre le parece derecho; Pero su fin es camino de muerte”.

2. No estamos totalmente convencidos de que lo que estamos haciendo es malo. Aunque esto es discutible porque la palabra de Dios dice en Romanos 2:15: “Mostrando la obra de la ley escrita en sus corazones, dando testimonio su conciencia, y acusándoles o defendiéndoles sus razonamientos”.

¡Ay de los que a lo malo llaman bueno, y a lo bueno llaman malo…! Leemos en Isaías 5:20: “¡Ay de los que a lo malo dicen bueno, y a lo bueno malo; que hacen de la luz tinieblas, y de las tinieblas luz; que ponen lo amargo por dulce, ¡y lo dulce por amargo!”.

3. Tenemos una fe muy grande en nosotros mismos: Somos conscientes de que nuestras acciones pudieran generar terribles consecuencias, sin embargo, creemos que seremos capaces de controlar la situación y evitar las consecuencias. Te tomas tu píldora y a tener sexo libre sin preocupaciones, y algunos dicen” “Y si la pastilla falla, te practicas un aborto y ya. ¡Así que no te detengas, se feliz!”

¡No te preocupes que yo sé hasta dónde llegar, yo sé dónde parar!: Eso pensaban muchos cuyas vidas ahora estan totalmente destruidas…

La verdad es lamentable pero la situación termina controlándonos a nosotros… Ejemplo: drogas y alcohol.

4. Todo el mundo lo hace… ¿Por qué yo no?

5. Necesidad de sentirse libre y dueño de sí mismo: esta vida es mía y yo hago con ella lo que se me antoje…Es cierto es TU vida, pero también es cierto que alguien te dio ESA vida, y un día tendrás que responder al dador de la vida lo que leemos en 2 Corintios 5:10: “Porque es necesario que todos nosotros comparezcamos ante el tribunal de Cristo, para que cada uno reciba según lo que haya hecho mientras estaba en el cuerpo, sea bueno o sea malo”.

Asimismo en Eclesiastes 12:14 se nos dice: “Porque Dios traerá toda obra a juicio, juntamente con toda cosa encubierta, sea buena o sea mala”.

Finalmente, Romanos 2:6 nos recuerda: “El cual pagará a cada uno conforme a sus obras”.

Y TU…¿QUE HAS HECHO CON TU VIDA?

¿Como superar la situación?

Rendirse totalmente a la voluntad de Dios y entregarle a Él nuestras vidas, como nos lo pide en Proverbios 23:26: “Dame, hijo mío, tu corazón, Y miren tus ojos por mis caminos”.

O en Juan 8:12: “Otra vez Jesús les habló, diciendo: Yo soy la luz del mundo; el que me sigue, no andará en tinieblas, sino que tendrá la luz de la vida”.

Muchos tropiezan porque andan en tinieblas, no ven las piedras, no ven el peligro, entonces tropiezan y caen.

¡Pero TÚ puedes escapar de las tinieblas ahora mismo!

Acepta la invitación de Cristo en Mateo 11:28: “Vengan a mi todos los que están trabajados y cargados, que les daré descanso”

Recordemos asimismo, el Salmo 107: 10 – 15: “Algunos moraban en tinieblas y sombra de muerte, Aprisionados en aflicción y en hierros, Por cuanto fueron rebeldes a las palabras de Jehová, Y aborrecieron el consejo del Altísimo.

Por eso quebrantó con el trabajo sus corazones; Cayeron, y no hubo quien los ayudase. Luego que clamaron a Jehová en su angustia, Los libró de sus aflicciones; Los sacó de las tinieblas y de la sombra de muerte, Y rompió sus prisiones. Alaben la misericordia de Jehová, Y sus maravillas para con los hijos de los hombres”.

Si quieres ver este programa completo visita: https://youtu.be/KQjKjsb5FQI

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar