vd

VDEV Ad

Ratio: 0 / 5

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

vd despierta

Muchos prefieren vivir sumergidos en un mundo de mentiras y falsedad que ellos o sus amigos han creado... Tienen miedo de salir de ese mundo y enfrentar la realidad, pues les es duro aceptar que nada están logrando en la vida, solo una lenta pero segura destrucción. Una fiestica aquí, un adulterio por allá, unas cuantas mentiras para conseguir un dinerito, y al bar de la esquina a tomar... ¿Y a eso llamas tú, ser libre? ¿A eso llamas tu gozar la vida? Despierta, abre los ojos y escapa de ese mundo falso. No te permitas llegar a viejo(a) con las manos totalmente vacías, preguntándote: ¿que he hecho con mi vida? Será bien doloroso. Entrégale tu vida a Jesucristo, ahora que tienes tiempo!

Los seres humanos crean esos mundos falsos por varias razones:

Una de ellas es tratar de escapar de una dura realidad:

  • De la realidad de un hogar disfuncional.
  • Falta de amor y cuidado al crecer.
  • Se crece con rechazo y se busca aceptación.
  • Se busca felicidad.
  • Olvidar un trauma sufrido: la muerte de un ser querido, un abuso sexual, etc.
  • En resumen, lo que se busca al crear o entrar en un mundo falso, es una situación o experiencia diferente a la que hasta ahora se ha vivido, donde se puedan satisfacer necesidades básicas para todo ser humano como: Amor, afecto, seguridad, reconocimiento, aceptación, protección, etc.

Pero si bien es cierto que algunos crean esos mundos, hay quienes entran a un mundo falso que ya ha sido creado por otros: Por ejemplo, el chico que encuentra en los jóvenes de su barrio un mundo que los impacta, los atrae, los envuelve, y por último los destruye.

Peligros de esos mundos falsos.

  • Están llenos de antivalores. Los jóvenes incorporan una serie de hábitos negativos que comienzan a moldear su comportamiento. Por ejemplo: la mentira, desobediencia, deshonestidad, irresponsabilidad, irrespeto, violencia, adicciones, etc.
  • El hombre se acostumbra, se siente cómodo en ese mundo y no quiere salir de él. Pero en el fondo sus necesidades no son satisfechas.
  • Llega el momento cuando el hombre quiere escapar, pero no puede, no sabe cómo hacerlo.
  • Finalmente, el hombre es alcanzado por las consecuencias de sus errores y malas decisiones.

Ese mundo no ofrece una respuesta a los problemas del hombre y lo que s peor aún, no es capaz, en muchos casos, de escapar del infierno donde se encuentra. Sus esfuerzos son infructuosos y las respuestas que encuentran no son satisfactorias.

Pero existe UNA SALIDA.

Cristo es la respuesta, la Biblia es muy clara al respecto, cuando nos recuerda en Juan 14:6: “Jesús le dijo: Yo soy el camino, y la verdad, y la vida; nadie viene al Padre, sino por mí.”

Si quieres ver este programa completo visita: https://youtu.be/4RhR8rs8KtQ

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar