vd

VDEV Ad

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

Captura de pantalla 2019 06 25 a las 13.17.46

PROSPERIDAD

Prosperidad o prosperar es un término que se usa en forma muy limitada, ya que es relacionado exclusivamente con la adquisición de dinero y bienes materiales. Para la gran mayoría, la persona que próspera es aquella que logra acumular mucho dinero.

En esta Sociedad es casi imposible considerar a un músico, poeta, escritor, científico, como alguien próspero, a menos que tenga mucho dinero.

Si en verdad el dinero fuese la única y válida evidencia de prosperidad, tendríamos que considerar al Chapo Guzmán, a Pablo Escobar y otros tantos, entre los hombres más prósperos que han existido. Y a Jesucristo, la Madre Teresa entre los más fracasados.

La verdadera prosperidad va mucho más allá de la obtención de dinero o riquezas materiales. La Real Academia Española, define la prosperidad como el curso favorable de las cosas, éxito en lo que se emprende. Y prosperar como: cobrar fuerza, imponerse, triunfar.

LA BIBLIA NOS HABLA DE LA PROSPERIDAD

La verdad es que la prosperidad es una idea que nace en el corazón de Dios y desde el comienzo de la creación podemos discernir claramente que Dios deseaba que Adam y Eva prosperaran. Precisamente por esa razón, les dijo lo que debían y qué no debían hacer para que prosperaran. Él quería que ellos le conocieran, que tuvieran compañerismo con Él, que disfrutaran el hermoso huerto, que se alimentaran de él, y que fueran los encargados de ese paraíso, que procrearan y se multiplicaran, todo eso es prosperidad. ¡Los puso como corona de esa creación! Pero al desobedecer el hombre se privó de prosperar…

LA PROSPERIDAD QUE VIENE DE DIOS ES PROSPERIDAD INTEGRAL

Incluye los componentes fundamentales de cada ser humano: espíritu, alma, mente y cuerpo

3 JUAN 1:2:“Amado, yo deseo que tu seas prosperado en todas las cosas, y que tengas salud, asi como prospera tu alma”.

Tom Leding, hombre de negocios y autor del Libro “De Pobreza a Riqueza”, dice que: «La prosperidad no es sólo posesiones materiales. La verdadera prosperidad significa madurar espiritualmente en la relación de uno con Dios. Es salud física, mental, emocional, y el bienestar del alma.»

¿PARA QUE NOS SALVA DIOS?

· Para que le conozcamos y tengamos comunión con Él a través de Jesucristo su amado Hijo.

· Para perdonar nuestros pecados y darnos una nueva vida

· Para darnos Vida Eterna.

· Para que anunciemos las virtudes de Aquel que nos llamó de las tinieblas a su Luz Admirable.

· Para darnos al final, una herencia reservada en los cielos.

Pero Dios no nos salva para hacernos ricos materialmente hablando, para darnos muchas posesiones materiales. Es una gran mentira de muchos llamados pastores que presentan un “evangelio anti-bíblico” donde le dicen las personas que Dios arreglará todos sus problemas, y les dará mucho dinero y posesiones si entregan a Él sus vidas y todo lo que tienen.

Dios no promete eso en la Biblia. Dios NO ESTA NEGOCIANDO CON EL HOMBRE, diciéndole: cree en mí y a cambio yo te haré un hombre rico, una mujer rica. Dios no está pactando con personas que le hacen demandas y le establecen condiciones a cambio de servirle y seguirle. “Señor yo te sigo si tú...”

DIOS DESEA PROSPERAR LOS PLANES Y PROPOSITOS QUE TIENE PARA NOSOTROS

Jueces 18:5-6: “Y ellos le dijeron: Pregunta, pues, ahora a Dios, para que sepamos si ha de prosperar este viaje que hacemos. Y el sacerdote les respondió: Id en paz; delante de Jehová está vuestro camino en que andáis”.

Josué 1:8: “Nunca se apartará de tu boca este libro de la ley, sino que de día y de noche meditarás en él, para que guardes y hagas conforme a todo lo que en él está escrito; porque entonces harás prosperar tu camino, y todo te saldrá bien”.

Dios desea prosperarnos bajo la premisa de la obediencia a sus mandamientos y principios.

DIOS DESEA SUPLIR TODAS NUESTRAS NECESIDADES

Mateo 6:33: “Mas buscad primeramente el reino de Dios y su justicia, y todas estas cosas os serán añadidas”.

Filipenses 4:19: “Mi Dios, pues, suplirá todo lo que os falta conforme a sus riquezas en gloria en Cristo Jesús”. (NO TODO LO QUE QUEREMOS NOS HACE FALTA)

DIOS DESEA PROSPERAR NUESTRA CRECIMIENTO ESPIRITUAL

2 Pedro 3:18: “Antes bien, creced en la gracia y el conocimiento de nuestro Señor y Salvador Jesucristo. A él sea gloria ahora y hasta el día de la eternidad. Amén”

¿TIENE DIOS PROBLEMAS CON LAS REIQUEZAS?

¿ES ENEMIGO DE LAS RIQUEZAS Y DE QUIENES LA POSEEN?

¡Absolutamente no! Él es el dueño del oro y la plata, todo le pertenece a Él!

¿ESTA MAL PARA UN CRISTIANO HACER RIQUEZAS?

De ninguna manera, si sus motivaciones son correctas. Si lo que le mueve a querer hacer dinero son propósitos nobles, para hacer el bien, para bendecir a muchos y bendecir la misma obra de Dios.

Si hace esas riquezas usando los talentos y capacidades que recibido de Dios y lo hace lícitamente.

Cuando no sacrifica su relación con Dios, su esposa y su familia para hacer tales riquezas.

Cuando no pone el corazón en las riquezas, ni hace de ellas su prioridad.

Bajo estas condiciones Dios puede prosperar a un cristiano que se dedica a hacer riquezas.

Muchos hombres dan testimonio de haber alcanzado prosperidad como consecuencia de su obediencia a Dios.

Mira la enseñanza completa aquí: https://www.youtube.com/watch?v=LI20Qp_Pz6g

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar