vd

VDEV Ad

Ratio: 3 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio desactivadoInicio desactivado

Algunos están pensando que todo está perdido para ellos y que ya no hay esperanza... Que no hay nadie que pueda hacer algo por ellos. Por favor desecha esos pensamientos! Deja de creer esas mentiras! Porque mientras estés vivo HAY ESPERANZA! PORQUE DIOS NO ESTA MUERTO! Y EL QUIERE Y PUEDE AYUDARTE...

Ratio: 3 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio desactivadoInicio desactivado

Muchos desean que con la llegada del NUEVO AÑO llegara también para ellos una NUEVA VIDA... Una vida libre de todos los malos hábitos y actitudes que han arrastrado por años, una vida libre de fracasos y frustraciones. Desean como dicen muchos "BORRON Y CUENTA NUEVA" ... Lamentablemente amigo(a) el NUEVO AÑO no puede darte un BORRON Y CUENTA NUEVA.

Ratio: 5 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activado

¿Qué es lo que voy hacer con el resto de mi vida? ¿Dónde debo ir a estudiar? ¿Debo tomar este empleo, o hay algo mejor en el horizonte? ¿Con quién me debo casar?
La vida es una serie interminable de decisiones. ¿Cómo podemos saber si hacemos las decisiones correctas? ¿Deberíamos consultar el horóscopo? ¿Tal vez podríamos llamar a un psíquico? ¿Hacemos lo que dicen los expertos o lo que nos dice nuestro propio instinto?

Ratio: 3 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio desactivadoInicio desactivado

superando-tentacionENCONTRANDO UNA FORMA DE ESCAPAR DE LA TRAMPA DEL PECADO

Una adición preocupante. Un pensamiento traicionero. Una situación comprometedora. La tentación llega de muchas formas, como una feroz batalla en nuestras almas que tiene una meta: mantenernos desviados del camino que lleva a una vida santa.

Ratio: 3 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio desactivadoInicio desactivado

Jesucristo murió y resucitó para hacernos libres del pecado, libres de nosotros mismos y libres de toda opresión. Él vino «a pregonar libertad a los cautivos...a poner en libertad a los oprimidos...» (Lucas 4:18). Pero muchos de nosotros no experimentamos esa libertad. En lugar de ello, estamos oprimidos, estamos atrapados por el temor, la depresión, la duda o algún pecado incontrolable.