¿Estamos orando como Dios nos manda? Necesitamos entender que el poder no está en la oración, el Poder está EN Dios. De esto hablamos hoy.