En las últimas semanas nos hemos concentrado en hablar sobre los peligros que acechan a nuestros hijos en estos momentos… Hay mucho que aprender, pues los agresores son astutos y se valen de las nuevas tecnologías para cometer sus fechorías. Indudablemente no podemos estar al lado de nuestros hijos las 24 horas, por ello necesitamos enseñarlos a identificar y resistir estos ataques. ¿Cómo hacerlo? De esto estamos hablando hoy. Además la historia de Dinora Hernández.